Páginas

CARDO BORRIQUERO

Los caminos certeros son mentira. De la ruta a la rutina no hay más que dos pasos y dos letras.

lunes, 21 de febrero de 2011

Parque El Paraíso (Distrito San Blas)

Hay barrios de iluminación escasa,
incluso a plena luz del día,
donde la muerte,
luciendo su negrura sin tapujos
—como los chulos los botines de domingo—
se sienta a sacar filo a su instrumento
sobre cualquier bordillo, banco o escalera,
y no hay quien le dirija una palabra de reproche
por más que deje perdidas las aceras de óxido,
tristeza y limaduras de metal.

Hay zonas, en mitad de las ciudades,
que parece que no han pagado sus tributos,
que están fuera de la jurisdicción de la cordura.

Hay algunos sitios que el ser humano aún no ha conquistado
aunque tengan semáforos y estancos.

Esperan a la vuelta de la esquina.

10 comentarios:

Nines Díaz dijo...

Mi felicitación,Luismi, por estos versos que acabo de leer con un nudo en la garganta por como describes esa miseria afilada en el borde de bancos o escaleras vestida de chulo con botines... Me parece admirable esa mirada, sin concesiones al asombro, que nos dejas.

Es un poema escrito desde las tripas.

Enhorabuena.
Un abrazo.

luismi dijo...

Muchas gracias Nines. Paso casi todos los días por ese parque plagado de indigentes y toxicómanos y me llama la atención que se llame el paraíso. Se merecía un poema.

Un beso, un poco más fuerte que otros días.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Durillo, Luismi, como la vida misma de esos barrios.
Te destaco lo que más me ha gustado:
"Hay zonas, en mitad de las ciudades,
que parece que no han pagado sus tributos,
que están fuera de la jurisdicción de la cordura".
Abrazo

Manuel dijo...

Querido Luismi: si tuvieses costumbre de poner música en tus entradas, a este poema se le adapataría a la perfección "La aristocracia del barrio" de Serrat.

Has conseguido una semblanza excelente de uno de tantos lugares dejados de la mano de Dios... o del Sr. Alcalde, que es lo mismo.

Felicidades. Un abrazo.

La Solateras dijo...

Una pasada, Luismi, te superas cada día. Como dice Nines, un poema escrito desde las tripas y desde tu mirada, sensible siempre a los más desfavorecidos, y crítica con esta sociedad. Y encima, impecable en la forma.

Un abrazo

luismi dijo...

Muchas gracias. Aún no hemos perdido la capacidad de reflejar lo que vemos cada día, aunque sea un poco desgarrador o triste.
Besos a todos

Mari Carmen Azkona dijo...

Luismi, plas, plas plas...magnífico.

Todos sabemos dónde están. Todos los evitamos y miramos hácia otro lado...Gracias por mostrarnos la cruel realidad de nuestras ciudades.

Besos, abrazos y relájate. ¿Tú crees que puedes tener algún problema, el 24, sabiéndo enfrentarte y enfrentarnos a la realidad de esta manera?

luismi dijo...

La verdad es que es más bien un momento para festejar y disfrutar del trabajo ya realizado. Sin embargo, la cabeza, que es una cosa a veces bastante incómoda, se pone a pensar tonterías.
Gracias una vez más por tu cercanía y por tu escritura.

Jesús Arroyo dijo...

Luismi:

Quiero invitarte a la presentación de mi libro "Contracaminante". Hay una sillita para ti.

Centro Asturiano de Madrid
Salón Príncipe de Asturias"
c/ Farmacia, 2 (esq. c/ Fuencarral)
Viernes, 4 de Marzo, a las 20,00h.

Un abrazote.

Emilio Porta dijo...

Aquí...y allá...parece como si el planeta no fuera una esfera unitaria y habitaramos mundos diferentes. Tu poema es muy claro, oportuno, necesario. Como casi siempre, luismi.