Páginas

CARDO BORRIQUERO

Los caminos certeros son mentira. De la ruta a la rutina no hay más que dos pasos y dos letras.

viernes, 15 de marzo de 2013

Mi más sincero agradecimiento a tod@s los que asististeis al recital de anoche en el Dinosaurio. Y para los que no pudisteis venir un poema recién indultado que anoche vio la luz.



Expreso de medianoche

Ex-preso del orgullo infantil que me encerraba en una jaula inexpugnable de certezas, y de la obligación ineludible de tener que alcanzar mis objetivos.

Ex-preso de la presión que me apresaba en una lúgubre mazmorra de rabia, prepotencia y tics nerviosos.

Ex-preso de una noche que duró casi ocho lustros. De necesitar que me quisieran o, por defecto, que me odiaran. De ocultar mis fallos tras un fortín de cartón piedra, y sacar brillo a mis virtudes con la escurrida bayeta de Narciso.

Ex-preso.

Hoy en libertad bajo palabra.

5 comentarios:

Nines Díaz dijo...


Ex-presamente bueno este nuevo poema, en esa línea tuya capaz de dar otro sentido a las palabras.

Un beso, Luismi.

Mila Aumente dijo...

De lo bueno...lo mejor.

Enhorabuena, Luismi.

Un besito.

Manuel dijo...

Fue un placer inmenso escuchártelo la otra noche, Luismi. Ahora nos das la oportunidad de degustarlo con lentitud, como esa cucharada que se mantiene en la boca.

Excelente y rompedor.

Luis Miguel Rodrigo González dijo...

Nines, Mila, Manuel, muchas gracias. Es un poema escrito con el corazón en la mano.

Rosa dijo...

Pero qué bueno es este poema, aunque intentes disfrazarlo en una caja.

Cómo me gusta escucharte y después leerte para no dejarme nada.

Besos