Páginas

CARDO BORRIQUERO

Los caminos certeros son mentira. De la ruta a la rutina no hay más que dos pasos y dos letras.

miércoles, 16 de julio de 2014

Ira



Ir a buscar algo de fruta
que endulce la amargura matutina
y verla putrefacta
al fondo de un frutero pegajoso.

Más tarde ir a la compra
y abrasarse los dedos
con el volante de la vida incandescente
dificultándonos volar.

Ir a subirse al mundo,
descubrirlo con las ruedas pinchadas
y los retrovisores por los suelos.

Ir a escribir y el alma que no pinta.

Ir a pintar y no lograr pintar nada de nada.

Ir a…