Páginas

CARDO BORRIQUERO

Los caminos certeros son mentira. De la ruta a la rutina no hay más que dos pasos y dos letras.

domingo, 29 de mayo de 2016

Primera página del libro El ojeador, para ir abriendo boca. Ya queda menos!! PRÓXIMAMENTE: El ojeador en la Feria del libro de Madrid



Primera parte

Capítulo 1: Elección de campo

No se pierde la mirada en algo intrascendente. Esa colilla de cigarro flotando en un charco con oleaje variable —según sea el número de zapato que lo agite— no se ha entrometido en mi retina por mera casualidad. Este charco a los pies de un banco de parque no secuestra la atención de un hombre adulto hasta llegar a impedir que se entregue a sus nimias tareas cotidianas sin una causa consistente. Aun ignoro lo que rige mi mirada, esa punta de tabaco naufragada es capaz de sumergirme hasta lo más recóndito de sus nicotínicas humedades.

Empiezan con posterioridad a brotar preguntas inconexas como por qué este naufragio, por qué este ir y venir a merced de los caprichos del viento, por qué este banco de madera un poco astillado, astillero, dique seco. Por qué este patear parques y polideportivos, estrangulando las verjas que circundan un campo de fútbol hasta que la rojez en los dedos o el hambre te devuelve a una realidad de nevera vacía y talones entumecidos. En qué colilla de charco he acabado convertido para proseguir la navegación por estos caminos que acaban desembocando en un pueblo sin salida, sin más tripulación que una corazonada, sin más velamen que una punzada. Qué patera sin timonel ni combustible empujada por un rumor...






Tengo el gusto de comunicaros que el día 12 de junio entre las 17 y las 18 30, estaré firmando ejemplares de mi novela El ojeador en la caseta 312. Será un placer vernos por allí.